• Home
  • Blog
  • Como tiene que ser una web actual
Como tiene que ser una web

Como tiene que ser una web actual

Ya casi no existen empresas que no tengan una web que presente su marca. Desde la pescadería de la esquina hasta la asociación de abuelas que hacen ganchillo, todas tienen una web que permite presentar lo que hacen y dar a conocer a todo el mundo a que se dedican y que ofrece. Pero al igual que pasa con los escaparates de las tiendas, no todas las web son apetecibles o agradables de visitar. Nos tenemos que dar cuenta que la web se ha convertido en la nueva tarjeta de visita y, que la gente lo primero que hace es buscar a las empresas en internet, si no aparece esta no existe. Por lo tanto la elección de una buena web es muy importante en el futuro de un negocio, se tiene que pensar detenidamente.

 

¿Cómo tiene que ser?

Se pueden dar muchos conejos y muy variados sobre cómo tiene que ser una web, pero lo principal y más importante es  que una web tiene que ser para vender. Nos pueden hacer una web con millones de efectos y animaciones pero, si distraemos al comprador y este no encuentra como comprar, lo único que hemos conseguido es tirar el dinero. Como decía una web tiene que estar enfocada a conseguir un fin no a entretener al visitante, claro está mientras este no sea nuestro negocio. 

Partiendo de esta premisa vamos a daros unos pequeños consejos:

1º Tiene que ser ligera y tener posibilidad de figurar en los primeros puestos de los buscadores. Nos interesa tener nuestro escaparate en la calle más transitada de la ciudad.

2º Tiene que generar tráfico de las redes sociales. Esto no es por mejorar nuestra posición en internet, esto es para generar una de las mejores publicidades, el boca a boca.

3º Tiene que ser dinámica y generar contenido interesante que merezca ser compartido y cree buena imagen de marca. Esto también mejora nuestro posicionamiento en buscadores.

4º Tiene que crear una marca identificativa, una identidad que permita identificar a la marca.

¿Qué cosas hay que tener en cuenta?

Si ya tenemos claro nuestro objetivo, ahora hay que ver que hay que tener en cuenta a la hora de la realización.

-Navegación intuitiva y veloz: Una buena web es aquella en la que no tienes que buscar por toda ella donde está la información que busco. Si un usuario no encuentra a simple vista la información (se incluyen los menús de navegación) abandona instantáneamente la página. Esto mismo nos pasa si una página tarda mucho tiempo en cargar. Y es que hay que tener en cuenta que el tiempo es oro.

-Diseño Responsive: El uso de Smartphones y Tablets para navegar y buscar información es cada vez mayor y se prevé que siga creciendo. Si muchos de nuestros clientes van a buscarnos desde un teléfono móvil, no podemos permitiros perderlo por no tener nuestra web adaptada. El concepto Responsive permite que la misma web sea vista perfectamente desde cualquier dispositivo de una forma agradable y natural. Esto quiere decir que NO se puede usar Flash bajo ningún concepto.

-Identidad de marca: Nuestros clientes tienen que saber a simple vista que la web en la que están, es la misma que nuestro negocio físico. Por lo tanto es muy importante que los colores que nos identifican nos acompañen en todo momento en la web.

-SEO: Una web tiene que estar diseñada para poder hacer SEO con ella. No nos sirve de nada tener una web si nadie la puede ver y, para que la vean y salga bien posicionada, hay que seguir unos principios tanto de diseño como de contenido. En el desarrollo de la web hay que contemplarlo para que, desde el primer día, la página empiece a posicionarse. El SEO es una lucha entre todas las web por salir las primeras en los buscadores con lo que habrá que modificar el contenido constantemente para optimizarlo y mejorarlo. Un buen diseño tiene que facilitar eso para que sea rápido y sencillo.

-Contenido: El contenido es la parte fundamental de la web y, está muy relacionado con el punto anterior. Este va a influir mucho en el posicionamiento, para que este sea bueno tiene que ser dinámico y ofrecer un valor. Hay que generarlo de manera que su lectura sea como la de un libro, de izquierda a derecha y de arriba a abajo, estando lo más importante arriba. Hay que destacar que para Google el contenido fresco, original e interesante, es el rey, hay que actualízalo periódicamente. Para ayudarnos en esta tarea un blog es una gran herramienta.

-Fotos: Las imágenes pueden ayudar mucho a que el usuario se sienta a gusto en la web, por eso estas tienen que ser originales. Otro dato importante es tener en cuenta el tamaño de visualización de las imágenes, pudiendo reducir la calidad y el peso de estas, si se van a mostrar en pequeño, mejorando a la vez el tiempo de carga de la página.

-Redes sociales: Como comentábamos anteriormente, el poder compartir en las redes sociales facilita mucho el que hablen de nosotros. Lo que hay que tener muy en cuenta es que solo tenemos que tener, las que podemos mantener. Las redes sociales tienen que alimentarse de contenido y servir de medio de comunicación rápido con nuestros clientes.

Y es que siempre hay que tener en cuenta que una web es una herramienta y no un objetivo.