Imagen en la red

Al igual que cuidamos nuestra imagen en nuestra vida real, en la vida virtual también hay que cuidar la imagen. Nuestra web es la tarjeta de visita para que el usuario se interese por nuestro negocio y nos compre. Para dar una buena imagen os vamos a dar unos pequeños consejos.

 

La web

Una web tiene que estar bien diseñada, parecer profesional, tiene que darle confianza al usuario para que nos compre. 

Para que una web parezca seria tiene que tener contenido actualizado. Por ejemplo no podemos tener los precios sin actualizar o tener un blog y que la última entrada sea de hace un año. Si se actualiza el contenido con frecuencia se transmite al usuario lo cual importante es nuestra web para nosotros.

El hosting

La web de nuestro negocio no puede estar en un servidor gratuito de blog (wordpress, bloggers …). Al igual que no montaríamos nuestro negocio con una caja de cartón,  no podemos montar nuestra web en un hosting de blog gratuitos.

El montar un negocio sobre un hosting de blog gratuito tiene dos inconvenientes fundamentales:

  1. Toda nuestra información del negocio está en manos de estas empresas. Si cierran perderíamos los datos.
  2. Suelen estar más limitadas que uno de pago.

Aparte, si encima el hosting tiene publicidad, nos puede aparecer en nuestra web un anuncio de algo que vaya en contra de nosotros.

Los hosting profesionales han bajado mucho el precio y ahora rondan los 35€ al AÑO. 

El dominio

Un dominio es el nombre que ponemos en el navegador para acceder a una web. Si no hemos hecho caso al punto anterior nos encontramos con dominios tipo miweb.wordpress.com, esto da la sensación y además es más difícil de recordar por un cliente. Lo ideal sería www.miweb.es 

El correo

El caso del correo es muy similar al del dominio. Hay que tener en cuenta, que cuando se están haciendo negocios por internet, el cliente no nos conoce y nos va a pagar solamente por la imagen que le estamos dando. Un correo con formato Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. está muy bien para uso personal pero, no para hacer negocios. Si nuestro negocio fuese una carnicería, estaríamos dando la imagen de vender la carne en nuestra casa en medio del salón mientras vemos la televisión.

Un amigo me decía que si tenía tantos correos no podía mirarlos todos. Para esto hay una solución fácil, elige el principal de tu negocio y redirige todos los demás a ese, así todos te llegaran al mismo y tú siempre contestaras del mismo.

Las redes sociales

Las redes sociales no son para vender, las tiendas en Facebook no funcionan porque la gente no va a Facebook a comprarse unas zapatillas, para eso va a google y pone zapatillas. Las redes sociales son para promocionar nuestro negocio a través de socializar con nuestros clientes. Esto quiere decir que tenemos que poner cosas que interesen a la gente y que si nos preguntan o nos afean algo, por Facebook o twitter, es para contestar educadamente. No sirve de nada tener Facebook o twitter si no se puede contestar o si no se puede mantener.

Mención aparte es que el Twitter o el Facebook es la imagen de nuestra empresa, los perfiles tiene que estar separados. En el caso de Facebook para empresas existen las páginas que se pueden asociar a los perfiles. Las redes sociales para empresas, no son el lugar para subir las fotos de nuestras últimas vacaciones y dar opiniones nuestras, que puedan dañar la reputación de esta. Por ejemplo no se deben mostrar nuestras opiniones políticas, de futbol o religiosas, a excepción de que nuestro negocio se dedique a estos sectores, que en su lugar hay que hacerlo con mucho cuidado.

Esperamos que estos pequeños consejos os sirvan de utilidad y que los pongáis en marcha.