• Home
  • Blog
  • Social Media Plan – Plan de presencia en la red
Social Media Plan

Social Media Plan – Plan de presencia en la red

Las personas por naturaleza somos seres sociales, necesitamos interactuar con otras personas, necesitamos comunicarnos y que nos comuniquen. Con la aparición de las redes sociales se ha abierto otro sitio donde poder comunicarnos e intercambiar experiencias, un sitio sin fronteras ni distancias en el que todo está cerca.  Esto está muy bien a nivel personal pero se complica bastante cuando quien se quiere comunicar es una empresa u organización.

Nuestro objetivo hoy es dar una introducción y indicarles por donde tienen que empezar  a esas empresas que quieren tener presencia redes sociales.

 

El plan de presencia en la red

Como todo en esta vida, lo principal para afrontar cualquier nuevo reto es tener un plan y, en Internet, esto se vuelve crucial.

El social media plan, es ese plan que vamos a trazar para no perder el tiempo creando redes sociales innecesarias y tirando el dinero en acciones de marketing online  improductivo.

Los objetivos.

Lo primero para trazar el plan es saber cuál es el objetivo de la organización. El objetivo tiene que ser global no limitado a internet. Me explico, el objetivo tiene que ser por ejemplo vender un 5% más, que la imagen de la marca mejore un 20% o que el número de turistas sea el doble. En ningún caso tiene que ser tener 20000 seguidores, 10000 fans o aumentar el número de visitas en la web. Los objetivos tienen que ser cuantificables fuera de internet. Si no sabemos cuál es el objetivo global mal vamos. 

No hay que fiarse de las métricas asociadas a Internet. La métrica de Internet es una herramienta para orientarnos en la toma de decisiones pero no nos proporciona dinero, la métrica buena  es el número de ventas.

Podemos clasificar el desarrollo del objetivo en cuatro categorías: 

Desarrollo de marca: Mejorar nuestra imagen o potenciar nuestros puntos positivos.

Desarrollo relacional: Tener una relación con los clientes y saber su opinión de nuestra marca.

Aumento de ventas: Aumentar el número de nuestras ventas. 

Enriquecimiento de Bases de datos: Saber quiénes son nuestros clientes, de donde son o que gustos tiene y, así poder ofrecerles un servicio personalizado o por lo memos más adaptado a sus gustos.

Perfil del cliente

Tenemos que localizar el perfil de nuestro cliente, sexo, edad, nacionalidad o cultura.

Como dueño de una empresa, es importante saber quién es tu mercado objetivo para que tu empresa sea exitosa. Los perfiles de clientes (notas sobre la demografía e información sobre tus clientes más probables) te ayudarán a concentrar tus esfuerzos empresariales en las áreas más relevantes. Las redes sociales nos van a ayudar mucho en esa tarea dado que los usuarios se van a ordenar y a catalogar ellos mismos. 

Grupos de interés

Tenemos que identificar a nuestros consumidores, saber en qué grupos están, saber si ya existen grupos en red que sean afines a nosotros. 

Si existen grupos lo ideal es relacionarse con ellos, esto simplifica muchísimo el mantenimiento, dado que los grupos son mantenidos por otros usuarios. No se tiene que hacer spam, se proporciona contenido relevante e interesante para que nuestra imagen no se vea afectada.

Auditoria de marca

Tenemos que analizar lo que ya existe de nuestra marca, si ya se ha creado un Facebook o un Twitter por otra persona. Hay que poner orden en todo y recuperar aquellos perfiles que nos están suplantando. Si tenemos nuestra marca registrada es muy sencillo.

Desde hace unos años se está recomendando que se migre nuestra imagen a las redes sociales, olvidándonos de nuestra web, esto es un error porque todos los datos que se recopilan en las redes sociales son de ellos y no nuestros, pudiéndose dar el caso que pasados unos años, estas redes sociales nos pudieran pedir dinero según el número de nuestros seguidores (ojo esto es un ejemplo). Entonces antes de seguir ponemos bonita nuestra casa (web corporativa) para que reciba los visitantes procedentes de las redes sociales. 

Estrategia y táctica

En este punto tenemos que definir el tipo de tono que vamos a usar en las redes. Si nuestros clientes son jóvenes un tono más divertido, si son más mayores un tono más serio. Esto es muy importante porque lo vamos a tener que usar siempre para dar una imagen de unificación y seriedad, no se puede estar ablando de usted y de repente de tu y luego otra vez de usted. Tenemos que mantener el tono.

Por otro lado también hay que definir la temática, si vendemos vino, hablamos de vino no de futbol. La gente nos tiene que seguir por lo que le aportamos. Esto definirá nuestra línea editorial la cual, al igual que el tono, se usara siempre que nos expresemos en nombre de la organización.

Elegimos las redes sociales

Hasta este punto no hemos elegido las redes en las que vamos a estar. Teniendo todo lo anterior tendríamos que tener claro donde están nuestros clientes. Por lo que elegiremos las redes en las que estén ellos.

¿Tenemos que tener todas las redes sociales? Pues esto, a pesar de lo que muchos dicen, sí. Lo explico, el tener un usuario igual en todas las redes sociales nos permite blindar nuestra marca y que nadie use nuestro nombre para darnos mala imagen. Ahora tenemos que promocionar y alimentar todas las redes sociales, pues no. Lo primero por tiempo y lo segundo por innecesario. Nos tendremos que centrar en las que nos sean útiles y rentables.

Cuantificación

Ahora tenemos que medir los resultados, es muy importante saber cómo está funcionando una campaña. Como decíamos al principio no sirve de nada mirar cuantos “like” tenemos, lo que verdaderamente es importante es saber cuántos de esos “like” se han transformado en ventas y actuar en consecuencia.