Near field communication

NFC

Nos hemos acostumbrado a que el teléfono móvil sea una prolongación de nuestro cuerpo, lo usamos a diario como cámara fotográfica, como acceso a las redes sociales, como navegador GPS o como soporte para billetes de avión o entrada de cine.  El avance de la tecnología nos ha permitido también, que el móvil nos sirva como identificación personal o como medio de pago. Detrás de esto último esta la tecnología NFC (Near field communication), una tecnología de comunicación inalámbrica, de corto alcance y alta frecuencia que permite el intercambio de datos entre dispositivos. Los estándares de NFC cubren protocolos de comunicación y formatos de intercambio de datos. Los estándares incluyen ISO/IEC 180922 y los definidos por el NFC Forum, fundado en 2004 por Nokia, Philips y Sony, y que hoy suma más de 170 miembros.

 En un principio, el uso de la tecnología NFC podría ser en cualquier situación en la que sea necesario el intercambio de datos de manera inalámbrica. Sin embargo, los usos con más proyección de futuro son los siguientes:

  • Identificación: se podría realizar la identificación a través de nuestro teléfono móvil a un dispositivo de lectura. Un posible ejemplo sería su uso en los abonos de transporte público.
  • Intercambio de datos/Publicidad: un ejemplo claro es el citado más arriba, en el que se lee una etiqueta de un cartel de publicidad y el dispositivo responde abriendo un navegador con una web.
  • Método de pagos: se podría realizar un pago de manera sencilla a través del teléfono. La comodidad de uso y poder asociarlo a nuestra cuenta del banco hacen que este sea uno de los principales usos. Precisamente en España se ha realizado una de las pruebas como método de pago, con la colaboración de Visa, La Caixa y Vodafone.

En la siguiente imagen se muestran otras posibilidades de uso:

Utilidades del NFC

Una cosa muy importante a destacar son los rumores, que indican que Apple, por fin, incorporara esta tecnología a su iPhone 6. De ser cierto seria un impulso muy importante en el desarrollo de nuevas aplicaciones basadas en Near Field Communication

NFC como medio de pago

Vodafone ha sido el primer operador en permitir el pago con el teléfono, aunque hay que reconocer que no ha sido el primero el pago por contacto, esta fue la “La Caixa” con la tecnología “Contactless”, muy similares a lo presentado por Vodafone. El proyecto de Vodafone es pionero en nuestro país y a nivel europeo y es en asociación con Visa. 

El funcionamiento es muy sencillo, se basa en un interfaz radio que ocurre entre el móvil y el  dispositivo al que te quieres presentarte, se hablan por un protocolo simple y todas las comunicaciones van cifradas. En España hay más de 400.000 terminales de cobro que permiten esta tecnología. 

El primer concepto que tenemos que tener es de cartera, esto es una aplicación que guardara toda la información de nuestras tarjetas, al igual que lo hace una cartera física actualmente. Esta aplicación nos permitirá interactuar con estas tarjetas, seleccionando con cual queremos pagar, añadiéndolas a la cartera  o quitándolas de esta.

El motivo por el que se elige España es porque es el país con más puntos habilitados con tecnología  “Contactless”, es el país con más Smartphone y, porque las entidades bancarias Españolas están haciendo un esfuerzo para educar en el uso de esta tecnología.

Cómo funciona la cartera

Lo primero es necesario un teléfono con NFC. A partir de marzo todos los teléfonos Android de Vodafone saldrán con NFC. Apple no tiene tecnología NFC.

Lo siguiente es tener una tarjeta SIM compatible. En ella se guardaran las claves de las tarjetas de forma segura.

Lo tercero es registrar las tarjetas. Se pretende que en un futuro no solo haya tarjetas de bancos, si no también tarjetas de otros tipos como:

  • Empresas municipales de transportes
  • Tarjetas de fidelización
  • Tarjetas de cupones
  • Las llaves para abrir la puerta de casa.
  • … 

Hay una alternativa mediante una pegatina que se pega en móvil y que permite solo una tarjeta