• Home
  • Blog
  • Los Beacons: Innovación en el marketing
Beacons

Los Beacons: Innovación en el marketing

Hoy os vamos a presentar una tecnología, que aunque no es nueva, si se ha rediseñado y adaptado a las necesidades actuales, nos estamos refiriendo al marketing por bluetooth. En la actualidad la tecnología bluetooth ha evolucionado considerablemente tanto el temas de transferencia de datos como de consumo de batería. La ultima especificación es la LE “low energy” tiene un consumo tan bajo que permite a los dispositivos, permanecer encendidos, sin cambiar la pila, hasta dos años. Y haciendo uso de esta tecnología aparecen los Beacons o iBeacons, como los ha bautizado Apple.

 Los Beacons son unos pequeños dispositivos inalámbricos que colocados en un espacio exterior (o interior), y gracias a la emisión de una señal de radio a su alrededor, permiten interactuar con el usuario a través de múltiples aplicaciones (APPs). Pero esto no nuevo, si recordamos, hace unos años ya existían unos dispositivos similares, sobre todo en los centros comerciales, que si llevabas el bluetooth encendido te mandaban publicidad al móvil. ¿Entonces cuál es la diferencia entre ambos? El fin es muy similar pero el funcionamiento es totalmente distinto.

Una de las principales diferencias es que para usar los Beacons, nos hace falta una aplicación que nos permite rastrear los dispositivos y que autoriza a que se le muestren notificaciones. Este funcionamiento es totalmente contrario al anterior. En los Beacons el móvil es el rastreador mientras que el antiguo marketing por bluetooth, los dispositivos emisores eran los que rastreaban.

También hay que destacar que el coste de cada dispositivo se ha reducido más de 20 veces, pasando de ser un freno a la implantación, a una partida de gasto despreciable.

Empresa como Apple está detrás dando su apoyo, lo que siendo claros líderes del mercado de smartphones y tabletas, nos ofrece ciertas garantías de continuidad.

Y, por último, y más importante. ¡Ahora vivimos en un mundo hiperconectado! donde el cliente es el centro de la oferta y hay que saber adaptarse a sus necesidades.

Usando Beacons junto con tu app podrás: 

  • Ayudar al usuario a llegar al lugar que necesita dentro del recinto.
  • Mostrar contenidos asociados a las micro-localizaciones donde se encuentra (Ej. vídeos, ofertas, información), etc.
  • Registrar la presencia (entrada/salida) de las personas en el recinto.
  • Ofrecer descuentos u otros programas de fidelización.
  • Crear nuevas experiencias personalizadas e interactivas para los usuarios cuándo se encuentren dentro del lugar cerrado.
Uso de Beacons
Uso de los Beacons en una cafeteria

Beacons en el turismo

Imaginaros que camináis a la altura de un gran museo de Madrid y vuestro Smartphone empieza a vibrar. Habéis recibido un mensaje PUSH que os da la bienvenida invitándoos a ver la increíble exposición de pinturas de Velázquez, que además por ser tú, te van hacer una oferta especial en la entrada.

Seguís caminando, esta vez cerca de un mítico restaurante, vuestro teléfono vuelve a vibrar, recibís otro mensaje PUSH invitándoos a comer con un cupón descuento del 30%. A la salida os invitan a volver para cenar, aprovechando un concierto alternativo, con una oferta de postre gratis.

Ahora os dirigís hacia un centro comercial. De repente recibís otro mensaje. Esta vez es una tienda que os invita a ver la última colección de moda joven, con un descuento especial del 40%.

Porque el mundo móvil es realmente personal. Los teléfonos móviles están siempre encendidos, y siempre nos acompañan. Si un servicio móvil me quiere ayudar a mí de verdad, necesita saber que hago, donde estoy, que me gusta y cuando lo necesito. El contexto es la clave. Los Beacons nos acercan a las respuestas exactas a estas preguntas. Por primera vez y gracias a la tecnología emergente de los Beacons se puede obtener la microlocalización del mundo real y gracias a ellos construir una familia de nuevas soluciones.

Como funcionan técnicamente los Beacons

El modo de funcionamiento de los Beacons Bluetooth LE es bastante simple. El dispositivo anuncia su presencia enviando un pequeño paquete que tiene suficiente información para que un teléfono iPhone o Android sepa la posición exacta donde se encuentra, por ejemplo, dentro de una tienda.

Dependiendo de la configuración, el dispositivo puede advertir de su presencia hasta a 70 metros de distancia. Los smartphones o cualquier otro dispositivo compatible con Bluetooth LE pueden detectar la señal de radio, recibir los datos transmitidos así como también estimar la distancia a la que se encuentra el beacon, midiendo la potencia de la señal recibida (RSSI). Las bases físicas son claras: entre más cerca estés del beacon, más potente será la señal.

Adicionalmente, los smartphones pueden muestrear la señal con frecuencias de entre 1 a 10 veces por segundo. Una mayor tasa de muestreo provee de una mayor precisión de las medidas, pero como es de esperar, esto supone un mayor gasto de energía.

Cada beacon envía un ID único, por ejemplo c2d360a003a601237add10d0f3e13c300102, de tal manera que pueda ser identificado por otros dispositivos. Estos IDs únicos son como una dirección IP para cada uno de ellos. Cada ID contiene 20 bytes, y está dividido en tres secciones: _ UUID de proximidad + número mayor (major number) (2 bytes) + número menor (minor number) (2 bytes). Los smartphones pueden detectar múltiples Beacons a sus alrededores y clasificarlos por ID y distancia.